Sobre Materna Inicio
Mamá y más > Palabra de mamá
2014-07-14

Palabra de Mamá por Betharram Galeano

Julio es un mes super especial para Betharram!! Vengan saber aquí!!

Hola mamis!!


 


Hoy hay Palabra de Mamá por Betharram, con un texto encantador sobre una parte de su vida. Vengan a conocer más de la linda historia de vida de Betha!


 


¨JULIO…  para mí julio es un mes IMPORTANTE… años anteriores solo quería que julio pasara pronto y llegase ya mi cumpleaños (que es en agosto)… se podría decir que es lo único que me gusta de esta época, porque los que me conocen saben que  no me gusta el invierno… entonces lo único que podía disfrutar de esta temporada es el día de la amistad y MI CUMPLEAÑOS…


Pero hace 3 años, tengo otro “CUMPLEAÑOS”… un cumpleaños que lo festejo desde lo más profundo de mi corazón porque en mi vida hay un antes y un después del 12 de julio del 2011.



23 años… en la plenitud de la JUVENTUD… Nunca en mi vida tuve más que un resfrío, había tenido unos meses agitados porque estaba organizando mi casamiento… ese día me tocaba ir a la tienda a elegir tela para el vestido… que momento importante verdad???  Me impresiona como todas las prioridades, todos los pensamientos, absolutamente TODO puede cambiar en un segundo… solo recuerdo haber sentido como que alguien me metía una patada en la nuca… y todo comenzó… mareos, nauseas, perdí el equilibrio, no podía hablar, no podía tragar mi saliva… recuerdo que varias personas vinieron a asistirme, podía ver en el espejo como mi cara se empezaba a desfigurar y mi mente gritaba desesperadamente pero ningún sonido salía de mi boca… jamás sentí algo parecido… MIEDO es todo lo que puedo recordar… creo que todo sentimos miedo cuando no podemos controlar una situación…


Como estaba en un segundo piso… un hombre muy amable me alzo en sus brazos y me llevo hasta la planta baja donde me trasladarían en ambulancia hasta el hospital… En pocas palabras, me sentía morir… y es horrible tener una sensación como esa… estar consciente de todo, pero a la vez no tener control de nada de lo que mi cuerpo sentía. Particularmente soy muy muy llorona cuando algo  me pasa, y esta vez no fue la excepción… Sentía que mi corazón iba a explotar en cualquier momento, a gritos pedía que por favor alguien haga algo, que alguien me inyecte algo… le pedía a Dios que por favor si eso  era la muerte, que termine pronto con esa agonía…


“Esto es todo Señor?? Acá termina todo?? Y mi hijo?? Y  mi familia?? No te parece que es demasiado pronto??”  Según yo, todavía ni había empezado a vivir y creí que ya todo estaba por terminar…


De mi disco duro se perdieron 24 hs de mi vida, en que no registré absolutamente nada… Después de que todo el pánico pasó… dormí… dormí tan profundamente que mi cuerpo interactuaba con las demás personas pero mi mente no tiene registro alguno de eso (como por ejemplo, ese día vino mi odontóloga a sacarme los frenillos porque tenían que hacerme una resonancia magnética, y según mi mamá yo le salude y hablé con ella unas pocas palabras, aparte de que hizo todo el procedimiento de sacarme los brackets… YO NO RECUERDO NADA DE ESO)


Luego de esas 24 horas,  volví a tener conciencia de que estaba acá y de lo que estaba pasando. Un accidente cerebro vascular (ACV) Tres trombosis en las arterias de mi cerebro, dos de ellas en mi cerebelo... inexplicable!!  Las secuelas MINIMAS que quedaron en mi cuerpo, nadie lo puede creer… escuche casos muy fuertes, muy tristes en estos tres años de personas que sufrieron un ACV y las secuelas devastadoras  que quedaron en sus vidas…


Yo creo en un Dios, y para mi, Dios me dio una segunda oportunidad… prácticamente un año después un 10 de julio de 2012 me regalo por segunda vez la bendición de ser MAMÁ… y creo que no hay mejor testimonio de su amor en mi vida que todo esto…  Ver crecer a mis hijos y disfrutar cada momento con mi familia, es invaluable!!


En estos años aprendí que como toda mamá, creemos poder con todo… y que si no lo logramos somos unas fracasadas… todos pueden enfermarse, menos nosotras, todos pueden caer, menos nosotras, todos pueden tener un mal día, menos nosotras… nos exponemos a tal grado de stress que descuidamos de nosotras mismas, de nuestro cuerpo para poder dar vida a una familia y a nuestro entorno… dejamos de comer correctamente, dejamos de dormir correctamente, dejamos de descansar correctamente, dejamos de hacer todo correctamente… para hacer todo correctamente PERFECTO a la vista de los demás…



“Yo quiero, yo puedo, yo lo consigo” Debemos empezar a estar bien con nosotras mismas en cuerpo, alma y espíritu y todo… la crianza de nuestros hijos y la vida de nuestra familia va a estar en armonía… no descuidemos de nosotras mismas porque las consecuencias de esas malas decisiones pueden ser fatales… yo tuve una segunda oportunidad… pero hay veces que no existen segundas oportunidades…


Regalemos a nuestros hijos una maternidad plena, sana, consciente… porque para disfrutar al máximo de nuestros pequeños… por sobre todas las cosas, tenemos que tener SALUD.¨


Betharram Galeano

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player